El truquito del 10% de descuento

Les quiero compartir esto que me pasó en dos oportunidades en lo que va del año.

Resulta que hace unas semanas estaba averiguando para cambiar las canillas del lavabo del baño. Creo que el cuerito está jodiendo, pero como ya son viejas y están desgastadas, quise averiguar cuánto cuesta comprar un juego nuevo. Tal vez conviene. <Ya que estoy, compro las de la ducha así hacen juego>, pensé. Qué ingenuo yo, no tenía idea de cuánto podría costar.

Fui a la casa de sanitarios que está cerca de casa, la cual siempre tiene gente, una buena señal. Esperé afuera mi turno para entrar (todavía no hacia este frío) hasta que me llamaron. Le conté al vendedor lo que estaba buscando y muy amable me llevó a ver los modelos disponibles de grifería. Estuvimos hablando un rato hasta que me decidí por dos modelos y le pedí que me hiciera el presupuesto.

Al ratito me llama el muchacho y empieza a mostrarme lo que le pedí. No recuerdo los precios exactos, pues al verlos cambié de parecer y decidí que voy a cambiar el cuerito. Pero me comentó los precios de modelos de esta manera. “Este modelo A cuesta $40 mil, pero tenes un 10% de descuento pagando en efectivo, con débito o con crédito en un pago. Sino, tenes la posibilidad de pagar en seis cuotas con un pequeño recargo del 10%”. Lo mismo hizo con el modelo B, que costaba más caro. Le dije que lo iba a pensar y que cualquier cosa volvía.

Cuando llegué a casa puse a hacer las cuentas y caí en la cuenta de que el precio de $40 mil no existe. Es pagar en efectivo $36 mil, o con tarjeta en seis cuotas $44 mil. Es decir, un 20% de aumento, que corresponden a los intereses.

A la semana fui a una pinturería de una cadena muy conocida, esta vez para averiguar los materiales para pintar el baño. Esto lo tendré que hacer en algún momento, no puedo posponerlo más. La cuestión es que el vendedor utilizó el mismo truquito que el de la casa de sanitarios.

Esto funciona porque queda más lindo decir que nos van a hacer un descuento que decirnos que pagar con tarjeta cuesta 20% más. De hecho, en estos comercios es muy raro que los clientes paguen en efectivo o en un pago, porque son compras grandes. Casi todos van a pagar en cuotas. Tengamos en cuenta que el precio no está mal. Un 20% de interés semestral es menor que la inflación en ese período. El tema es que los sueldos no aumentan a ese ritmo. Pero no me quiero ir por las ramas. Hay que estar atentos a estas cosas.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s