Ya pasaron dos décadas del último recital de Los Redondos

Así como si nada, ya pasaron veinte años del último recital de Los Redondos. Nadie sabía que ese sábado 4 de agosto de 2001 iba a ser el último concierto de esta icónica banda. Es que aquel día en el estadio Chateau Carreras (hoy Mario Alberto Kempes) de Córdoba, el Indio Solari, Skay Beilinson y compañía tocaron por última vez juntos.

Y fue sin saberlo, porque la decisión de separarse la tomaron recién algunos meses después. Seguramente, si comunicaban la separación antes del recital se iba a generar un caos en toda la Argentina y en vez de 40 mil personas se hubieran movilizado cientos de miles. Personalmente creo que algo de eso hubo en esa decisión.

Las últimas presentaciones antes que esta habían sido en Montevideo, Uruguay, en abril de ese mismo año. Todo había salido bien, a la gente le gustó, y no hubo conflictos entre la multitud. Por eso se decidió continuar con el de Córdoba.

A fines de 2000 habían lanzado su último disco, Momo Sampler, y durante estos shows lo fueron presentaron, aunque siempre mechando con clásicos como “Vamos las bandas”, “Ñam fri fruli fali fru”, “Mi perro dinamita” y la infaltable “Ji ji ji”, entre otros tantos más.

El último show tenía 24 temas. Sin embargo, a último momento, agregaron “Un ángel para tu soledad” y ese fue el último tema de la banda en vivo. Fueron casi tres horas de música, de rock, de poesía, de misa ricotera que quedarán por siempre en las memorias de sus fieles seguidores.

En ese momento yo era “chico” y no fui. Tampoco era muy fan que digamos. Me gustaba la banda, pero no me hubiera ido a Córdoba y menos a los 15. Sí tuve la oportunidad de verlo al Indio con su nueva banda, Los fundamentalistas del aire acondicionado, en Junín, en ocasión de la presentación del disco El perfume de la tempestad. Realmente fue toda una ceremonia, desde el viaje en auto con amigos, la comida al costado de la ruta, las charlas con personajes desconocidos, la peregrinación hasta el estadio (en este caso, autódromo), y por supuesto, el recital propiamente dicho.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s