Villa Ocampo

Villa Ocampo es una casa construida en 1891 como residencia de verano para la familia Ocampo, ubicada en Beccar, partido de San Isidro. Don Manuel y Ramona tuvieron seis hijas, Victoria era la más grande y Silvina, la más chica (ambas escritoras). Vivían en Buenos Aires, en la esquina de las ahora Viamonte y San Martín, en una casa muy grande (hace años que no existe más). Los fines de semana y los veranos se escapaban del descontrol de la ciudad y se iban a su quinta con vista al río. Pues sí, en ese momento el terreno tenía diez hectáreas, iba desde Av. Libertador hasta el Río de la Plata.

Ese terreno le pertenecía a Francisca Ocampo de Ocampo, la tía pancha, y fue ella quien le encargó a su sobrino Manuel la construcción de la casa. Como no tenía hijos, estipuló en su testamento que, una vez que murieran Manuel y Ramona, la casa y el terreno quedaran en manos de las seis hijas. Terminaron siendo cinco porque una de ellas murió muy jóven. En 1935 murieron los padres y ellas fueron subvididiendo y vendiendo, hasta que en 1941 Victoria se instala definitivamente allí, conservando la casa y su jardín.

Durante todo el tiempo que ella vivió ahí implementó muchos cambios en la casa. Cambió muebles, pintó, puso tapices, colocó fotos, lámparas, decoraciones, obras de arte, etc. De hecho, en la entrada hay un tapíz de Picasso muy llamativo. Allí también dispuso su bilioteca, formada por miles de revistas y libros, muchos de ellos dedicados por autores muy importantes: Borges, Neruda, Pizarnik, entre otros. Asimismo, en todos esos años hasta su muerte (1979) por esa casa pasaron figuras mundiales de la talla de Igor Stravinsky, Albert Camus, María Elena Walsh y Federico García Lorca. Y digo «pasaron» porque no solo se reunían a tomar el té, Victoria hospedaba a sus visitantes.

Ella fue tan importante e influyente que hasta fundó su propia revista, Sur, en 1931. En ella escribían personalidades argentinas y mundiales. Se publicaron 371 números hasta la fecha de cierre, en 1992.

En 1973 decide donar Villa Ocampo a la UNESCO, junto con su casa de Mar del Plata (Villa Victoria) para que las mantuvieran y las dejaran como un museo para el fomento del arte y de la cultura. En su testamento expresó también que, en el caso de que no pudieran mantener ambas, estaban habilitados a vender su residencia de Mar del Plata. Y así fue. Con su muerte, UNESCO se hace cargo de ambas propiedades, y a los pocos años vende la de Mar del Plata (la compra la ciudad). A partir de ahí, se encarga de transformar el lugar en el museo que conocemos al día de hoy.

Algo a destacar es el hermoso jardín. Cuando se construyó la casa allí había una cancha de tenis. Pero cuando Victoria se muda, decide sacarla y armar un jardín con varias especies de árboles y plantas.

Villa Ocampo se puede visitar los viernes de 12:30 a 18:00hs, y los sábados, domingos y feriados de 10:00 hs. a 19:00 hs. La entrada general tiene un valor de $375 y la comprar online desde este link. Estén atentos porque se ponen a la venta tres días antes. Dentro hay una confietería donde pueden tomar algo, e incluso almorzar. Recomiendo reservar porque se llena rápido.

¿Cómo llegar? La forma más rápida es tomarse el tren Mitre, ramal Tigre, y bajarse en la estación Beccar. De ahí caminar cinco cuadras por Uriburu hasta llegar a la esquina con Elortondo.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s