La Casona del Molino – Peña Salteña.

Estuvimos todo el día recorriendo la ciudad, fuimos a la plaza, a la Catedral, al Museo Arqueológico de Alta Montaña (MAAM) y al mercado municipal. Llegada la noche, pedimos recomendaciones de peñas en el hotel y la que más recomendaban fue La Casona del Molino. Nosotros ya habíamos buscado en internet y esta aparecía siempre con buenos comentarios, pero siempre es mejor confirmar con la gente local. Había un detalle: nos dijeron que sin reserva iba a ser difícil ingresar. Llamamos y nos dijeron que las reservas para ese día, incluso para el sábado, ya estaban tomadas. Nos quedaba arriesgarnos e ir a hacer la cola en la puerta.

Nos tomamos un taxi en la puerta del hotel y llegamos a La Casona a las 20:30. Ya había fila afuera, pero no tan larga. Creo que si llegábamos más tarde la fila llegaba a la esquina. Hablando con los de adelante y los de atrás, ninguno tenía reserva. Eso nos daba ánimo («no somos los únicos»).

La Casona del Molino

La gente iba entrando, la fila se iba acortando, y nos llegó el turno a nosotros. Nos preguntaron si teníamos reserva, nos tomaron la temperatura, nos pusieron alcohol en las manos y nos pidieron que esperemos. Finalmente, a los cinco minutos nos hicieron pasar y nos llevaron a la parte del fondo, al aire libre (el lugar es muy grande, tiene como tres espacios). Creo que habremos esperado en total media hora.

Nos gustó estar afuera por varias razones. Primero por la distancia social (las mesas estaban bien separadas), segundo porque era una linda noche y tercero porque la banda tocaba allí y se la escuchaba bien.

Llegó la camarera, se presentó y nos dejó la carta. Alrededor de las 21:30 empezó la banda a tocar muy tímidamente, como para calentar motores. Yo le digo «la banda» pero en realidad es la misma gente que va a la peña que lleva sus instrumentos y empiezan a tocar, a cantar, a improvisar, pero a efectos prácticos le digo así. La clave es pedir de a poco, porque duran bastante. Así que eso fue lo que hicimos, empezamos con unas empanadas, como no podía ser de otra manera.

Infaltable el ají
Y la Salta

Mientras tanto, la banda ya estaba completa y tocaba sambas, chacareras, carnavalitos, chamamés, de todo. La gente cantaba, aplaudía, gritaba… Unas empanadas por aquí, una cerveza por allá, un tamal, otra cerveza, más empanadas, etc. Así se hizo la medianoche y la banda en ese punto ya tocaba canciones de todo tipo: No me vuelvo a enamorar, Vienes y te vas, Ya se va la caravana, La mano de Dios, Hoy quiero amanecer en una cabaña, fueron algunos de los hit. El público en ese punto estaba como loco, bailaba, pedía temas, golpeaba la mesa, filmaba…

Un rato más tarde la gente se empezó a levantar y decidimos que era un buen momento para irnos también. Pagamos la cuenta, dejamos la propina y nos fuimos al hotel. La pasamos muy bien, comimos rico, disfrutamos la música y la alegría de la gente. Lo súper recomiendo. Les dejo los últimos comentarios:

  • Tratar de reservar con tiempo
  • Si van sin reserva, vayan temprano
  • Aunque tengan reserva la fila se hace igual, pero cuando entran les asignan la mesa reservada.
  • No cobran servicio de mesa ni derecho al espectáculo.
  • Se diferencian de las «peñas» de la calle Balcarce en que aquí no montan un show para turistas, no hay luces de colores, presentador, nada. Aquí la misma gente se pone a tocar.
  • Precios de ese momento: Empanadas $55, tamales $130, humita $260, Salta de litro $300. Pueden ver la carta completa aquí.

Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

Comiendo en Doña Salta

Apenas aterrizamos en Salta nos tomamos un taxi hasta el hotel. Por suerte la habitación estaba lista. Así que dejamos el equipaje, nos cambiamos de ropa y salimos directo a comer. El lugar ya lo teníamos definido hace mucho: Doña Salta. Había visto muchas reseñas de este sitio y tenía muchas ganas de conocerlo. Lo bueno es que nos quedaba a una cuadra.

Doña Salta

Llegamos temprano y había bastantes mesas disponibles. Elegimos la ubicación y leímos el QR para ver el menú. Trajeron una panera y un cuenco con porotos y otro con salsita picante. Estaban buenísimos ambos, podría haberme comido un plato entero.

Pedimos empanadas de entrada. Yo pedí tres: una de charqui, una de queso y otra de carne. Son al horno de barro y la carne es cortada a cuchillo. Tamaño chico, me atrevo a decir que son las que nosotros conocemos como de copetín. Por eso el precio de $90.

Empanadas, porotos y salsita

Para continuar pedimos una carbonada para compartir. Tenía batata, carne y granos de choclo. Estaba muy buena, muy cremosa. Y los granos de choclo le daban un toque especial.

Carbonada

Finalmente, de postre pedimos quesillo con cayote y cuaresmillo (un tipo de durazno), con nueces por encima.

Quesillo con cayote y cuaresmillo

Para tomar pedimos una jarrita de vino tinto de la casa y un agua mineral sin gas.

Conclusión: Fue una de las mejores empanadas que he comido. No me animo a decir la mejor, pero realmente son muy buenas. Relleno cargado, buena masa, jugosas. La carbonada me encantó, es muy cremosa y tiene un sabor muy característico. Y el postre es una locura, muy bueno. Aunque es bastante dulce y puede llegar a empalagar.

Con todo eso, la cuenta dió $2010, incluyendo los $30 por persona por servicio de mesa. Me parece bastante bien teniendo en cuenta que quedamos satisfechos y comimos muy rico. Hay muchísimos lugares de empanadas, y seguramente este es el más turístico. Pero vale la pena conocerlo.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

Próximo viaje: Jujuy

Mañana empiezo mis vacaciones y el destino elegido es Jujuy. Esta vez viajo con mi novia y estaremos diez días recorriendo la provincia. Hace tiempo teníamos ganas de ir al Norte Argentino, pero por uno u otro motivo lo terminábamos posponiendo. Si bien es cierto que después de Ushuaia me quedé con ganas de más Patagonia, sé que es un buen momento para Jujuy. Últimamente crecieron muchísimo en turismo, están muy activos en las redes sociales (publican mucho material, hacen sorteos, tienen convenios con influencers, etc.) y quieren hacerle frente a Salta, el eterno vencedor de la región.

No quiero contar mucho para no quemar nada. Solo voy a adelantar que llegamos a Salta el viernes y el sábado ya salimos para Jujuy. ¿Por qué una noche en Salta? Simple, porque uno de nosotros quiere estar el día entero comiendo empanadas y tomando vino.

No será el viaje típico por los lugares que hacen todos. Primero porque ambos conocemos, y segundo porque queremos descubrir otros paisajes y otras experiencias. Trataré de recolectar mucho material para mostrar este hermoso viaje. Igualmente, hasta no llegar a Salta no estaré tranquilo, sabiendo que Aerolíneas está cancelando vuelos por la gran cantidad de personal contagiado. El check in ya lo tengo, algo es algo.

Acá les dejo estas fotos de baja calidad, pues son de 2009, cuando las fotos todavía se sacaban con una cámara. Luego de 12 años volveré para ver si hubo cambios.

PD: Por favor, dejen de decir «¿Te vas a Jujuy? ¡Te vas a morir de calor!». Estoy cansado de escuchar esto. ¿Tan raro es viajar ahí en esta época del año? Además, entre cagarme de calor en Buenos Aires o cagarme de calor allá, prefiero allá, mil veces.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

Excursión 4×4 en Ushuaia

Esta es la única actividad que estábamos seguros de que queríamos hacer. Sabíamos que era un precio elevado para nuestro presupuesto, pero estábamos convencidos de que iba a valer la pena (y de que además íbamos a recibir el 50% de reintegro por Previaje). Es por eso que dos semanas antes de llegar a Ushuaia nos contactamos con Tierra Turismo y le consultamos todo lo necesario. Nos gustó la propuesta y decidimos reservar. Le pagamos un anticipo del 30% y dos días antes de la excursión pagamos el saldo. Y decidimos hacerla el lunes para dejar el resto de la semana libre para trekking.

El día empezó con nuestro guía, Cristian, pasándonos a buscar por el hostel a eso de las 08:30 hs. con una Chevrolet Trailblazer bastante nueva, dos años como mucho. Ya había una pareja y con nosotros se completaron los seis pasajeros. Salimos en dirección Noreste y a los 15 minutos paramos en una panadería para comprar unas pepas y unos bizcochos de grasa para picar con todo el grupo de la agencia que más adelante nos íbamos a reunir.

Alrededor de las 9, apenas pasando el monumento Yamana, paramos al costado de la ruta para esperar al resto de las camionetas. Un rato después estábamos saliendo todos en dirección a la próxima parada.

Formando la caravana

En total éramos cuatro guías y 24 pasajeros. Al rato llegamos a un mirador pasando el Valle de Lobos. Allí estuvimos unos 15 minutos. A las 10:15 llegamos a Paso Garibaldi y fue parada obligatoria. Las vistas que se obtienen desde ahí son increíbles.

Paso Garibaldi

Estuvimos un rato y volvimos a la ruta 3. Anduvimos un largo tramo y después empezó la travesía 4×4, porque nos dirigimos a la costa del Lago Fagnano y para eso tuvimos que meternos por el bosque. Andar así fue muy divertido, la camioneta se mueve bastante pero agarra bien todos los terrenos. Finalmente, a las 11:30 llegamos a destino. Acá es donde comimos lo comprado unas horas antes. Déjenme decirles que comer bizcochitos contemplando el lago es de otro nivel. Pero no haber llevado mate fue un pecado. Nos dejaron un rato libre para caminar por la costa y luego volvimos a la camioneta.

Las todo terreno
Lago Fagnano

El siguiente recorrido fue volviendo un poco por el camino y luego tomar un desvío hasta llegar a la entrada del Lago Escondido. Nos bajamos de la camioneta y empezamos a caminar por el bosque, apreciando los tres tipos de árboles: Lenga, Ñire y Guindo. Y los guías iban contando cómo era la flora y la fauna de allí. Por ejemplo, nos contaron sobre la podredumbre roja, un hongo con el que nacen algunos árboles que al momento de caerse se descomponen rápidamente, facilitando a la renovación del suelo. Lo que en condiciones normales (sin el hongo) tardarían años en descomponerse, debido a las bajas temperaturas constantes. La caminata duró bastante. Mientras tanto, nuestro guía se había adelantado porque ese día le había tocado preparar el almuerzo. Nosotros estuvimos recorriendo el bosque y la costa del Escondido, y también hicimos sapito.

Lago Escondido

Acá es donde debíamos hacer la actividad con las canoas. Sin embargo, el día no estaba para eso. Según los guías, había viento leve que podría cambiar a fuerte, y si alguno se cayera en el medio del lago sería un problema. Deben ser contadas con las manos las veces en que hacen esta actividad, ya que en Ushuaia hay viento todos los días. Continuamos caminando y otra cosa que nos contaron es sobre el pan de indio. Pensarán que estoy hablando de una comida típica, pues no. Es un hongo que crece en los árboles de la provincia, y debe su nombre a que era consumido por los pueblos originarios. Una vez que se forma, va creciendo y creciendo hasta formar los nudos de lenga, como vemos en las fotos.

Finalmente llegamos al tan deseado almuerzo. Con Cristian como capitán, fuimos al refugio que la agencia tiene allí y nos sentamos a comer.

El refugio de la agencia en el medio del bosque

Había una mesa por cada grupo, y en cada una de ellas nos esperaba una picada clásica: salame, queso y pan. Lamentablemente la comimos tan rápido que no hay material fotográfico. Para tomar, vino y agua libre. Después vino lo fuerte: choripan y bife de chorizo y unas papas para acompañar. Estaba delicioso todo y era mucha cantidad, fue uno de los mejores bifes que comí en mi vida. Y todos los que estaban ahí opinaban lo mismo. Después vino flan casero y, el que quería, café. Muy completo realmente.

Al finalizar, levantaron todo y nos preparamos para el regreso. Ahora estábamos todos cansados y en la camioneta había un silencio total. La vuelta la hacen toda por la ruta, no van por el bosque. Llegamos al Hostel a las 17 hs. luego de casi una hora y media de recorrido.

Cristian, atrás de todo

A tener en cuenta:

  • La excursión se llama «Lagos 4×4 con canoas»
  • En su momento tenía un precio de $10 mil por persona (al momento de publicar este post está $12 mil).
  • Tiene una dificultad fácil (o media, para personas mayores). Más que nada porque al pasar por los turbales y los bosques se sacude mucho y eso alguien mayor tal vez no lo soporte.
  • Valoro mucho que tengan un refugio propio
  • Los guías son muy copados y saben mucho
  • Si bien avisan de antemano que la canoa está sujeta a las condiciones meteorológicas, estaría bueno que la remplazaran por otra actividad.

Espero que hayan disfrutado de esta crónica y que les sirva. Cualquier cosa, pueden dejar un comentario. Todavía faltan algunos posteos más sobre este viaje.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

¿Cuánto cuesta llegar a Doha para el mundial?

Tal como les había prometido en un post anterior, en esta ocasión les traigo un presupuesto para viajar a la próxima edición del Mundial de Fútbol FIFA Catar 2022. En este caso me enfoqué solamente en los vuelos, tomando en cuenta la primera fase de la Copa, y buscando las opción más barata y que incluya equipaje.

Opción N° 1

Este fue el primer resultado. Vuelo por British Airways, saliendo de Buenos Aires el sábado 19/11 a Londres (Heathrow), con cambio de aeropuerto en esa ciudad, y de Gatwick a Doha. La vuelta es el sábado 03/12, llegando el domingo 04/12 a Buenos Aires.

Almundo (Búsqueda el 27/12/2021)

Opción N° 2

Después miré el mapa y me di cuenta de que Doha está bastante cerca de Dubai (siete horas en auto). Hice la misma búsqueda pero con Dubai como destino y lo que surgió los sorprenderá. En este caso el vuelo es de Buenos Aires a Sao Paulo, de ahí a Londres y de Londres a Dubai. Mismas fechas y misma compañía. No hay que cambiar de aeropuerto y también incluye todo el equipaje. Pero lo más importante: Casi la mitad de precio.

Almundo (Búsqueda el 27/12/2021)

Y puede ser que alquilar un auto para esa fecha sea caro, pero no va a costar $333 mil el alquiler de dos días (uno para la ida y otro para la vuelta).

Opción N° 3

Pero esperen, todavía falta la yapa. Siguiendo con la búsqueda llegué a esta última opción. Volando con Air Canada, saliendo el sábado 19/11 de Buenos Aires a Toronto, una escala larga allí, y luego el vuelo a Dubai. La vuelta es al revés y es el domingo 04/12 (un día más que los otros ejemplos).

A ver, ¡$269 mil! Al tipo de cambio de hoy son USD 1345. Nada mal para viajar al mundial. Encima llegando el día de la apertura (21/11).

Observaciones

  • Los precios que ven acá ya tienen todos los impuestos incluidos (PAIS y ganancias).
  • Tomé solo de ejemplo a Almundo porque ni Despegar, ni google flights ni kayak permiten ver vuelos para esa fecha. Más adelante voy a repetir la búsqueda para comparar precios.
  • El alquiler de un auto estándar (modelo VW Vento o similar) con todos los seguros cuesta aproximadamente $15000 por día de alquiler.
  • Es posible que necesiten visa para hacer escala en Canadá. Esto se tramita con tiempo, y no debe costar más que USD 200.

Ya estoy buscando alojamiento para ver qué opciones hay, siempre siguiendo la premisa de lo más barato pero decente. Espero que les guste.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

Estancia Túnel y Río Encajonado

Siguiendo cronológicamente las actividades en Ushuaia, el domingo hicimos nuestro primer trekking. Entre tantas opciones, motivados en mayor medida por la información que nos brindaron en el hostel decidimos elegir la caminata hasta la Estancia Túnel.

Salimos de hostel alrededor del mediodía en dirección del supermercado La Anónima para comprar fiambre, pan y algo de fruta. Luego continuamos hacia Baliza Escarpados. Son diez kilómetros al Este, unos 25 minutos en auto.

Baliza Escarpados

Llegamos allí, estacionamos el auto y nos dedicamos a preparar el almuerzo, a la vez que contemplábamos el paisaje y el silencio, que solo se cortaba con el canto de algún pájaro. Entre sánguche y sánguche veíamos a varios empezando la travesía, y muy pocos volviendo. Se ve que el horario preferido era ese. Si me preguntan por el tiempo, hacía frío y soplaba bastante viento. Se siente más en lugares abiertos como este.

Almuerzo en una tranquilidad total

Guardamos todo, nos preparamos con la ropa adecuada, agarramos las botellas de agua y encaramos la caminata exactamente a las 14 hs. Al principio pensé que habíamos salido tarde y nos iba a agarrar la noche mientras volviéramos. Después me acordé de que estaba en Ushuaia y lo más temprano que anochece es a las nueve.

Fuimos recorriendo un sendero muy pintoresco, bordeando en canal Beagle. Hay partes planas en que la dificultad es muy baja, otras partes en que el terreno se eleva un poco y cuesta un poco más. Nos cruzamos con algunos cursos de agua y aprovechamos para recargar las botellas y descansar unos minutos. Cada tanto nos daba calor y teníamos que sacarnos la campera. Pero luego había trechos donde lloviznaba un poco y teníamos que volver a ponérnosla. Cada tanto salía el sol y de nuevo a sacarse prendas.

Casi una hora después llegamos a la Estancia Túnel. Esta estancia se fundó como fábrica de toneles, años más tarde comenzó a funcionar como aserradero hasta que fue abandonada y nunca más la habitaron. Quedan los restos que vemos actualmente. Este punto es la mitad del recorrido, lo usamos para descansar un poco y sacar algunas fotos, ya que se aprecia bien el canal y la ciudad de fondo. Se puede ingresar, pero no van a encontrar más que bosta, basura y pasto crecido. Pero sí, los colores acá son hermosos, ese contraste entre el verde del paso, el cielo celeste o gris y el ocre de la estancia, da unas fotos muy lindas.

Estancia Túnel

Continuamos el camino sabiendo que quedaba casi la misma distancia hasta el Río Encajonado. Una vez estando allí, hay que seguir. Volver es para cobardes :P. A esa hora ya nos empezamos a cruzar con gente que volvía. A todos les preguntábamos cuánto faltaba y si era complicado el camino. Nos daba risa la variedad de respuestas. Que no falta nada, que queda un rato todavía, que en algunos lugares hay turba y tengamos cuidado, que estemos tranquilos que es fácil, etc. Jugando al «qué preferís» se nos pasó el tiempo volando y a las 16 hs. estábamos llegando a destino.

Río encajonado

Con ese paisaje de la imagen de arriba se llega al final del recorrido. Más allá no se puede continuar. Bajando se llega a la costa.

Mis amigos posando en la desembocadura del río encajonado
La vista opuesta

Estuvimos ahí descansando un ratito, reponiendo energías comiendo algo y, obviamente, sacando fotos. Aunque mucho tiempo más no se aguantaba porque ya se sentía mucho frío. De hecho, para el regreso nos tuvimos que poner toda la ropa, hasta guantes. Emprendimos el regreso a las cuatro y media y llegamos a la baliza casi a las seis de la tarde, justo cuando la llovizna amigable se transformaba en diluvio. De ahí nos volvimos a la ciudad y paramos en un bar a tomar un chocolate caliente que vino de maravillas.


Les deseo a todos Felices Fiestas. Que lo pasen muy bien, mis mejores deseos para el nuevo año que comienza.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

Navegación por el Canal Beagle

Tal como les comenté en el post anterior, el sábado que lleguamos a Ushuaia decidimos realizar la navegación por el canal porque el tiempo estaba muy bueno: Soleado y sin viento. Llegamos al puerto turístico a eso de las 14 hs. y nos dedicamos a recorrer todos los puestos de venta de excursiones. Son muchos, pero todos suelen ofrecer las mismas opciones. Lo que varía es el plus de cada agencia: Bebida y comida a bordo, embarcación más pequeña, descenso en islas, etc. Nos decidimos por la agencia Canoero y su catamarán con capacidad para 200 personas. Esto fue por un buen precio que nos hicieron al ser cuatro personas ($4.800 cada uno, unos USD 25). Dependiendo de la temporada, suele haber tres o cuatro salidas diarias. La nuestra partió a las 15 hs. y duró casi tres horas en total.

Massimo

La excursión sale desde el puerto, pasa por la Isla Bridges en donde se desciende para hacer una caminata de unos quince minutos.

Isla Bridges

Luego continúa el recorrido por la Isla de los Lobos (por la gran cantidad de lobos marinos de uno y dos pelos que la habitan) donde dan varias vueltas para poder apreciar a los animales y sacar fotos.

Isla de los lobos

Después pasa por la Isla de los Pájaros (también se queda un buen rato), y podemos contemplar gaviotas, cormoranes, patos, cauquenes y pingüinos magallánicos.

Isla de los pájaros

Y finalmente llega al faro Les Éclaireurs (mal llamado faro del fin del mundo). Allí permanece unos veinte minutos dando vueltas, para contemplar y sacar fotos. Y a partir de ahí emprende el regreso.

Faro Les Éclaireurs

La experiencia en sí estuvo linda. La verdad que sentirse ahí, tan lejos de lo que uno conoce es imponente. Ver los lobos, las aves, caminar por la isla, estuvo lindo. Y llegar al faro es algo muy loco, un ícono que siempre se ve en imágenes, poder verlo con los propios ojos es algo único. Ahora bien, ¿es lo mejor de Ushuaia? No, ni por lejos. ¿Lo recomiendo hacer? Sí, por supuesto, es una linda experiencia. ¿La volvería a hacer? No, creo que una vez es suficiente.

Recomendaciones:

  • Llevar gorro, guantes, cuello térmico, bufanda, rompevientos, ropa cómoda y calzado confortable. Se siente mucho frío.
  • No reservar por adelantado. Es mejor ir directo como hicimos nosotros para pelear el precio (siempre rebajan).
  • Hacerla un día en que no puedan hacer trekking (siempre prioricen la meteorología para hacer caminatas).
  • Elijan una embarcación chica. Es más tranquilo, se acerca más a las islas y es más personalizado (no hagan como nosotros).

Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

Un pantallazo de Ushuaia

El mes pasado estuve de vacaciones en Ushuaia. Fue mi primera vez en el destino más austral de Argentina, y sé que no será la última. Realmente me cautivaron sus paisajes, sus silencios, su aire tan puro y su gente tranquila y amable. Yo iba con bastantes expectativas y, como saben, eso a veces es malo porque te pueden defraudar. Sin embargo, este destino las superó ampliamente.

Empecemos desde el comienzo. El vuelo salió de Aeroparque un sábado a las 5 de la mañana y llegó a Ushuaia a las 8:30 hs. Fue bastante tranquilo, poca turbulencia. Tip: Recomiendo ir del lado derecho del avión para apreciar mejor los paisajes. La ciudad nos recibió con un día hermoso, muy soleado, algo frío, pero sin viento.

Luego recoger el auto que habíamos alquilado, fuimos camino al hostel para dejar el equipaje. Y así salimos a dar una vuelta para conocer un poco la ciudad. Me gustó mucho que las calles están limpias y no hay basura. Los autos suelen ceder el paso al peatón y dentro de todo hay bastante lugar para estacionar.

Después de almorzar en Isabel al disco, fuimos para el lado del puerto a averiguar sobre las navegaciones en el canal Beagle. Nos recomendaron hacerla ese mismo día porque las condiciones eran óptimas. De las tantas opciones que hay, elegimos la clásica, que pasa por la Isla Bridges, en donde se desciende para hacer una caminata, luego por la Isla de los Lobos (por la gran cantidad de lobos marinos que la habitan), después pasa por la Isla de los Pájaros y finalmente llega al faro Les Éclaireurs (mal llamado faro del fin del mundo).

Y a partir del día siguiente nos dedicamos a caminar. Hicimos varios trekking muy buenos, algunos más complicados que otros. Pero todos tienen algo en común: Cuando se llega a destino, todo ha valido la pena. Los paisajes que regala esta partecita de la Patagonia son fascinantes. Te dejan con la boca abierta. Y creo que lo mejor del destino es esto, las caminatas y los paisajes. El faro y el museo de presidio están muy bien, pero para nada son la identidad de Ushuaia.

En los siguientes post hablaré sobre cada trekking en particular, sobre la comida, el alojamiento y sobre algunos puntos a tener en cuenta a la hora de planificar este viaje.

PD: La foto de portada es de la Laguna Esmeralda.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

La cuenta regresiva está en marcha

Ya estamos contando los días. Un evento que mueve multitudes. Uno más para la historia. Esta vez un poco diferente por el lugar en donde se celebrará y por a la pandemia, claro. Estoy hablando de la Copa del Mundo Catar 2022. A diferencia de otras ocasiones, se jugará del 21 de noviembre al 18 de diciembre, debido a las altas temperaturas que pueden registrarse en el país árabe en junio. Hoy estamos a 350 días del partido inaugural.

De las 32 selecciones que participarán, ya hay 13 clasificadas: Catar (anfitrión), Alemania, Dinamarca, Francia, Bélgica, Croacia, Serbia, España, Suiza, Inglaterra, Países Bajos, Brasil y Argentina.

Para esta competencia destinaron 8 estadios en cinco ciudades: Al Wakrah, Doha, Rayán, Jor y Lusail. Este país tiene la mitad de tamaño que la provincia de Tucumán, por lo cual viajar entre estas ciudades no será un obstáculo, quedan todas cerca.

Brasil 2014, Estadio de Belo Horizonte, Argentina – Irán

Creo que esta vez será muy difícil para los argentinos estar presentes allí, por no decir imposible. Estarán los fanáticos de siempre, los ricos, los que viven en otro país, etc. Pero los demás no podremos ni siquiera pensar en ello. Sin embargo, en un post futuro les voy a hacer u presupuesto de cuánto costaría ir. Así sufrimos un poco 😛


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

Chau a las cuotas para viajes al exterior

Parece que al gobierno le importa muy poco el turismo y el bienestar de quienes disfrutamos de viajar. A partir de hoy se prohíbe a las entidades bancarias y no bancarias financiar pasajes y demás servicios turísticos para viajes al exterior. ¿Qué significa esto? Que el que quiera comprar un pasaje, hotel, alquiler de auto, excursiones, paquetes, etc., deberá hacerlo pagando al contado, no podrá comprar en cuotas (ni siquiera con interés). Así que el que quiera (y pueda) hacer un viajecito afuera, deberá pagar todo de una. Así lo dice la Comunicación A7407 del BCRA:

“- Establecer, con vigencia a partir del 26.11.21, que las entidades financieras y no financieras emisoras de tarjetas de crédito no deberán financiar en cuotas las compras efectuadas mediante tarjetas de crédito de sus clientes –personas humanas y jurídicas– de pasajes al exterior y demás
servicios turísticos en el exterior (tales como alojamiento, alquiler de auto, etc.), ya sea realizadas
en forma directa con el prestador del servicio o indirecta, a través de agencia de viajes y/o turismo, plataformas web u otros intermediarios.”

Esto es otro golpe más a la clase media, como todo lo que dispone. Nos rompemos el lomo laburando, sacrificando cosas para poder ahorrar lo mínimo que sea para poder lograr ese viaje tan soñado, y cada vez más se empecinan en que no podemos hacerlo. Nosotros, que somos los que bancamos a tantos funcionarios que no tienen idea de nada, que están ahí a dedo, gastando lo que no es de ellos. Nosotros, que somos los que mantenemos funcionando la economía. Si nos quitan la posibilidad de financiar los viajes, ya no tenemos opción, realmente.

Entiendo que no haya un puto dólar en este país y que estén desesperados por conseguirlos. Pero así no se consiguen divisas, restringiendo y eliminando posibilidades no. Porque ahora es esto, pero no me extraña que en unas semanas prohíban la compra de servicios turísticos en pesos, y que el que quiera tenga que pagarlo con su cuenta en dólares. O peor, para poner más trabas, que haya que pedir autorización a la AFIP para realizar esa operación.

Por eso cada vez más gente se va del sistema. Compra dólar blue sin importar a cuánto cotice, se arma su canuto y lo usa como quiere. Otros tantos están yéndose para el lado de las criptomonedas. Pero bueno, vamos a tener que viajar como hace cien años: Pagar todo en efectivo, sin reservar nada. Eso es lo que quiere este gobierno. Cada vez peor.

Me van a decir que estamos endeudadísimos con todos, que los dólares se tienen que cuidar. Les digo: Yo no le pedí prestado a nadie. En todo caso, que devuelvan toda la guita que se afanaron este gobierno, el anterior, el anterior anterior, etc.

Repasemos las exitosas medidas que se tomaron hasta la fecha:

  • Impuesto PAIS: 30% de recargo para comprar moneda extranjera o gastos en el exterior
  • Anticipo de ganancias: 35% de recargo (adicional al anterior). Quienes paguen el impuesto a las ganancias lo descuentan de allí. Quienes no lo paguen (quien les escribe) lo recuperan (en teoría)
  • Cupo mensual de USD 200 tanto para compra de moneda extranjera como para gastos con tarjetas en moneda extranjera, tanto en Argentina como el extranjero
  • Autorización aleatoria para el cupo: Algunos pueden comprar y otros no
  • Límite de extracción de USD 50 en cajeros automáticos del exterior con tarjeta de crédito
  • No financiación de servicios relacionados con viajes al exterior

Así todo, desde diciembre 2019 a la fecha el dólar oficial subió un 70%, y la inflación acumulada es de casi el 100%. Debo felicitar al Presidente de la Nación y a todo su equipo por la excelente gestión. Realmente todo lo que hacen da resultado… ¡El resultado inverso! Manga de incompetentes.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes: