Encaminados para la apertura al turismo internacional

Últimamente viene habiendo buenas noticias en cuanto al turismo y el desplazamiento de personas dentro del territorio nacional.

El 24 de agosto se dio a conocer que la actividad de cruceros volverá al país a partir del 20 de octubre, de manera progresiva y en los puertos autorizados. La personas deberán presentar un PCR negativo con hasta 72 horas antes de la partida del crucero, deberán realizarse un test al arribo, hacer cuarentena de diez días y finalmente un último test.

El sábado pasado la ministra de salud Carla Vizzotti anunció que desde el 1° de octubre vuelven los viajes de egresados, luego de haber sido suspendidos en marzo del corriente por el aumento de casos. Actualmente, luego de tres meses de caída de contagios, la situación amerita mayor apertura.

Hace apenas algunas horas se publicó en el Boletín Oficial que el aeropuerto de Mendoza fue autorizado como corredor seguro para el ingreso de pasajeros al país. Asimismo, autorizaron el paso terrestre entre Argentina y Chile, conocido como Cristo Redentor. Esto no quiere decir que ya puedan despegar o aterrizar aviones de forma inmediata. Luego de más de un año y medio sin operaciones, el aeropuerto debe prepararse (armar cronogramas, organizar al personal, confirmar las rutas aéreas, etc.), lo que le puede llevar más de un mes para operar un vuelo internacional.

Mendoza tuvo que pedir a Nación que se lo autorizara, y tuvo que justificar el pedido presentando protocolos de manejo del turismo y acciones a implementar para lograr la buena circulación de las personas. Lo mismo hizo Córdoba hace unas semanas. Así que no sería extraño que también se la autorice como corredor seguro.

El rumor en la industria es que la apertura sería en conjunto con Uruguay y Chile, para turismo entre ciudadanos de los tres países. Sería una prueba piloto para ver impactos en la salud y probar los protocolos implementados. Obviamente, esta apertura estaría apuntada a personas vacunadas y no haría falta realizar cuarentena. Restan algunos puntos a definir, pero sería para octubre. Todo en potencial porque no hay nada confirmado.

Y si todo es funciona bien, luego vendría sí la apertura para el turismo internacional. Esto sería un importante hito para el sector, ya que con la llegada de turistas extranjeros (equivalentes a dólares frescos) comenzaría la reactivación.

Ojalá que esta vez sea cierto. Es necesario volver a recibir pasajeros de todo el mundo, recibir dólares, mover la economía. Antes de la pandemia, el turismo era el 9% del PBI. Hay que trabajar para que vuelva a serlo.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

«Para un extranjero USD 1 son $150»

En varias notas periodísticas, blogs y videos veo que afirman que para un extranjero venir a la Argentina le es ultra barato porque un dólar son $150 (cotización del dólar blue), mientras que la cotización oficial actualmente se encuentra cerca de los $100.

Esto no me parece correcto del todo, y les explico por qué. Esa cotización que consiguen los extranjeros (y nosotros también) es real, pero pagando en efectivo y habiendo conseguido los pesos cambiando los dólares en una cueva. O sea, todos los gastos que realicen estando dentro del país, los podrían llegar a hacer a una relación de $150. Y lo pongo en potencial porque los gastos que realice con tarjetas de débito y crédito no, estos son a valor oficial. Y usted me podrá decir, con toda razón, «¿para qué van a pagar con tarjeta si les sale más barato pagar en efectivo?». Es cierto que les sale más barato pagar en efectivo, pero no siempre es posible hacerlo.

Pensemos un poco. Un viaje se va planeando con tiempo, empieza mucho antes de arribar al destino. Dentro de esta planificación está lo más importante: El pasaje aéreo y la estadía. El pasaje, inevitablemente, se paga en el origen. Por lo tanto es de acuerdo a la cotización oficial del dólar, actualmente, $100. Las estadías se pueden reservar y pagar en destino, pero muchos optan por pagarlo en origen. Nuevamente, aplica la cotización oficial.

Otro tema a considerar es la seguridad, o inseguridad, de ir a una cueva a cambiar los dólares. Se exponen a estafas y robos. Y quien tenga un poco de conciencia, preferirá estar tranquilo a sacar una diferencia económica.

Igualmente, convirtiendo a la cotización oficial o a la cotización informal, al turista extranjero le sigue siendo barato gastar en el país. Por poner un simple ejemplo, un menú ejecutivo (plato principal, más bebida, más postre) se puede conseguir por hasta $600 (USD 4 blue o USD 6 oficial). En Estados Unidos algo parecido no baja de los USD 15, y en Europa es un poco más barato, tal vez €10 (unos USD 12).


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes: