Muchos prestadores son honestos y no se aprovechan del PreViaje. Pero otros…

Hace unos días empecé a buscar alojamiento para algunos destinos que tengo ganas de visitar en mis vacaciones de enero (sí, ya tengo viaje confirmado). Todo empezó porque nos dimos cuenta de que para aprovechar el PreViaje y nos reintegren el 50% de lo gastado, tenemos que comprar hasta el 31 de octubre. Así que dijimos: sacamos el vuelo y las primeras noches de alojamiento para que al menos nos entre eso, y el resto bueno, lo contrataremos más adelante.

Plazos de compra y carga

El vuelo lo sacamos sin inconvenientes. Aunque nos pusimos medio tensos cuando vimos que de un día para el otro (incluso horas) el precio subió considerablemente. Este tema tendrá su post específico. Hoy quiero centrarme en los prestadores que se aprovechan del PreViaje.

Me llamó mucho la atención que me pidieran $15.000 (unos USD 78) por noche en un hotel que, si bien es muy lindo, no vale eso. Es decir, eso pago por un hotel boutique o una cabaña. La propuesta venía acompañada por una hoja entera explicando cómo aprovechar el beneficio del PreViaje. Ahí me imaginé al dueño pensando: «Si a fin de cuentas van a pagar la mitad (lo que realmente vale mi hotel), que paguen el doble así yo gano más sin hacer absolutamente nada para agregarle valor a mis servicios».

Ese fue uno de tantos ejemplos, el que más me exasperó (por eso la foto de portada). Muchos pueden pensar que realmente la noche puede costar eso porque el destino es muy demandado y hay poca oferta. Otros pueden creer que al haber sufrido tantos meses con la pandemia, sin tener actividad alguna, está bien que quieran recuperar en la temporada. Yo opino que son deshonestos, sin vueltas.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

No caigamos más

Con esto del previaje y de que se acercan las vacaciones, empiezan a llover las publicidades de «agencias de viaje» como Despegar, Almundo y Avantrip. Letras grandes, signos de exclamación, porcentajes por doquier, palabras en inglés… Lo mismo de siempre: Quieren agarrar giles.

Esto es un recordatorio para no caer en las garras de estas empresas, que lo único que hacen es sacarle mercado a las agencias verdaderas, actuando con una impunidad terrible. Cuando todo funciona, todo lindo. Sin embargo, cuando hay algún problema (como esta pandemia) se lavan las manos y los consumidores quedamos con el c… para arriba, sin poder hacer nada, más que rezar de que alguno de los reclamos surja efecto y por lo menos nos den una respuesta. Y los que tuvimos la suerte de recibir el rembolso, lo hicimos con meses de retraso, con la inflación acumulada.

Entonces mi recomendación es contratar los servicios turísticos directamente a los prestadores, o a través de una agencia de viajes de verdad, de las que se puede confiar. Ellas necesitan de nuestra ayuda mucho más que esos monstruos especulativos. En este link pueden consultar el listado de las autorizadas por el gobierno.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

Previaje: Versión 2.0

Finalmente, luego de los rumores, se ha confirmado la segunda edición del programa Previaje. Recordemos que es una iniciativa del Gobierno Nacional para fomentar el turismo interno, consistente en comprar anticipadamente un servicio turístico y recibir el 50% de lo pagado como crédito para utilizar también en turismo.


Lo primero que se debe hacer es planificar el viaje: Ver a dónde viajar, cómo llegar, dónde hospedarse, qué actividades realizar, etc. Luego deben consultar qué prestadores están inscriptos en el programa (porque si no lo están, no podrán acceder al beneficio). Les recomiendo que vayan consultando seguido, ya que la inscripción recién abrió hoy y se extenderá hasta el 30 de noviembre inclusive. Y si tienen dudas de si el prestador está inscripto o no, comuníquense para consultarle los datos (CUIT es mejor) y chequearlo. SI NO LO VEN EN EL LISTADO, NO CONFIRMEN. Las actividades incluidas son:

  • Parques, playas, museos y otros
  • Agencias de viaje
  • Alojamiento en campings y/o refugios de montaña, hoteles, hosterías, cabañas, bungalows, aparts y residenciales, estancias, albergues juveniles (hostels) y apartamentos de tiempo compartido
  • Actividades complementarias de apoyo turístico: guias; excursiones lacustres, fluviales y marítimas; traslados; servicios de centros de esquí, de pesca deportiva, de turismo de salud, termal y/o similares, de turismo aventura, de ecoturismo o similares; bodegas; jardines botánicos; zoológicos; parques de diversiones; parques temáticos; entretenimientos, esparcimiento y ocio
  • Cines, teatros y espectáculos
  • Alquiler de autos, bicicletas, motos, motos de nieve, equipos de ski, kayaks
  • Servicio de transporte: Viajes en avión, ómnibus y trenes

Todas las compras que hagan desde hoy hasta el 31 de diciembre sirven para poder utilizar el previaje, según el siguiente cronograma:

Resumen de la página oficial

Todos los comprobantes del viaje deberán ser cargados en la página correspondiente (aún no está habilitada). Los aceptados son facturas y/o recibos B o C electrónicos emitidos en pesos a nombre del usuario solicitante y tickets en caso de transporte terrestre y aéreo. En caso de cometer un error hay que esperar a que en la validación lo rechacen, para poder editarlo y subirlo nuevamente.

El dinero del beneficio se recibirá de dos maneras: O en una tarjeta precargada del Banco Nación, o en la app BNA+. No hace falta ser cliente del banco. Si utilizaste el previaje 2020 y aún conservás la tarjeta, podrás utilizarla para el actual. Si no la tenes, te asignarán una nueva cuenta y emitirán una nueva tarjeta.

Consideraciones:

  • El monto mínimo acumulado de compras registradas es de $10.000
  • El monto mínimo por comprobante es de $1.000.
  • Las facturas deben ser a nombre de la persona que registra el viaje

De esta forma, el monto mínimo del crédito a utilizar a futuro será de $5.000. Asimismo, el monto máximo del beneficio es de $100.000. Es decir, si comprar servicios turísticos por un valor agrupado de $300.000, su beneficio no será de $150.000, sino de $100.000. Lo bueno es que este límite es por persona mayor de 18 años. Entonces, si el viaje es en pareja o en familia, y los gastos van a superar los $200.000, pueden dividir las compras con otra persona, para que el beneficio sea superior a $100.000 (siempre las facturas a nombre de los que viajan).

Importante:

Hay una división entre las actividades que tienen un tope de generación de crédito de hasta $100.000 (agencias de viaje, alojamiento y boletos de transporte aéreo/terrestre) y el resto (por ejemplo balnearios o alquiler de vehículos), que tienen un tope de $5.000. Esto quiere decir que, por ejemplo, alquilan un auto por $30.000, el crédito será de $5.000, no de $15.000.

Igualmente, recordemos que las compras a agencias de viajes generan hasta $100.000 de crédito. Entonces, en lugar de alquilar el auto en una rentadora, lo alquilan mediante la agencia y listo 😉

Cómo usar el crédito:

Aparecerá disponible desde el primer día de inicio del viaje, y se puede utilizar para cualquier servicio turístico (alojamiento, gastronomía, actividades, etc.) tanto en ese viaje como en posteriores, pero teniendo en cuenta que el crédito que no se usó hasta el 31/12/2022 caducará. EN ESTE CASO NO HACE FALTA QUE EL PRESTADOR ESTÉ REGISTRADO EN EL PROGRAMA. Sin embargo, la actividad en la que aparece registrado en la AFIP debe estar contemplada dentro del programa (si un comercio está registrado como garaje pero venden comida, no podrán usarlo). Se pagará con la tarjeta (presencial u online) o con el código QR con la app BNA+.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

Podría irme de vacaciones a Aruba por USD 700

Así como leen. Haciendo simulaciones de canjes en Smiles, me di cuenta de que puedo emitir un pasaje por 78 mil millas y $13.400 de tasas. Son vuelos operados por Avianca, saliendo de Buenos Aires, y conectando en Bogotá con una espera de un poco más de dos horas. El regreso es a la inversa, también saliendo un domingo.

Ida y vuelta a Aruba

Y como hago siempre que aparecen estas oportunidades, fui a chequear qué onda el alojamiento allá. Sé que es una ciudad cara, pero no tenía referencias. Lo primero que hice es buscar en Booking, sabiendo que no era la mejor opción, pero quería ver igual.

Semana de hotel en Aruba

Esto es lo mejor que encontré. Obviamente, no estoy dispuesto a pagar USD 960. Lo descarté de inmediato. Luego fui al querido y controversial Airbnb para ver si había alguna habitación privada que sea más accesible que el hotel.

Precios de Airbnb

Digamos que se puede conseguir una habitación privada, en la zona más turística, por aproximadamente USD 500, la mitad que el hotel. Es mucho más barato que la opción anterior, pero igual quería seguir intentando conseguir algo más barato. Por lo tanto, fui a chequear la web de Hostelworld, que he utilizado algunas veces.

That’s what I’m talking about

Simplemente la mejor opción en cuanto a dinero. USD 220 está muy bien. No tiene desayuno incluido, pero no importa, está a dos cuadras de la playa y tiene wifi. Pueden verlo aquí.

Listo, por USD 300 me podría ir a Aruba una semana. A eso habría que sumarle unos USD 50 por día de comidas (por menos también siempre se consigue, pero por las dudas), el traslado ida y vuelta en transporte público por USD 10 y el test PCR al salir de Argentina, que actualmente cuesta unos $6000.

Resumiendo, por USD 700 tendría resueltas unas lindas vacaciones. Todo muy lindo, pero la verdad no quiero tener dolores de cabeza con los cambios de planes. No se sabe qué va a pasar la semana que viene, menos dentro de tres meses. Pero les aviso: Apenas se normalicen un poco las cosas, si llego a encontrar algo de este estilo, no lo dudo.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

Pasajes de Aerolíneas Argentinas en 6 cuotas sin interés

Acaba de llegarme un email de la compañía informando que hasta el 2 de julio se pueden comprar pasajes de cabotaje en 6 cuotas sin interés.

La fecha de la promoción es hasta el 2 de julio, pero no hay limitación de fecha de vuelo. Es decir, pueden elegir volar de acá a once meses dentro de la Argentina. Por lo que dicen las condiciones, no hay restricciones en cuanto a vacaciones de invierno, feriados, Semana Santa, etc.

Lo qué sí, los pasajes comprados hasta el 30 de junio inclusive contarán con el primer cambio de fechas sin pago de penalidad, aunque están sujetos a pagar diferencia tarifaria, si la hubiera. Para los vuelos comprados el 1° y 2 de julio, la penalidad por cambio es de $1.800.

Las tarjetas aceptadas son Visa, Mastercard, Cabal y Diners. Queda afuera American Express. Pueden ver (y recomiendo leer siempre) las condiciones completas acá.

Justo ayer les sugería que era buen momento para ir viendo qué hacer en las vacaciones. Esta promoción viene de diez.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

Es una buena época para empezar a pensar las vacaciones

Teniendo en cuenta que estamos a mitad de año, y que 2022 está a la vuelta de la esquina; Considerando también que la vacunación va avanzando a un paso lento pero constante; Aceptando que la inflación no baja el ritmo y se ubicará en torno al 50% anual (kill me); puedo afirmar que es un buen momento para ir pensando qué hacer con las vacaciones.

Vayan chequeando fechas posibles, vuelos, precios de alojamiento, actividades que quieran hacer, y algo muy importante, las políticas de cambios y cancelación. Más que nada para darse una idea general. Hoy más que nunca comprar con anticipación es una ventaja: Congelan el precio y consiguen cuotas sin interés, y cuando llega el viaje ya tienen todo (o casi todo) pagado. En definitiva, es una forma de ahorrar.

Veamos algunos ejemplos:

Comparativa Bariloche en septiembre y enero

Buenos Aires – Bariloche – Buenos Aires, con Aerolíneas Argentinas, llevando equipaje de mano y equipaje en bodega. Vean que ambos casos son saliendo y volviendo los días sábados, en la primera imagen en septiembre y en la segunda imagen en enero. Mismas condiciones para todo, con una diferencia de $3.000.

Comparativa Mendoza en octubre y febrero

Aquí vemos Buenos Aires – Mendoza – Buenos Aires, con JetSmart, también con equipaje de mano y despachado. Igual que el caso anterior, son iguales las condiciones para octubre y febrero, y la diferencia también ronda los $3.000.

Queda claro que tienen que jugar con las fechas. Se sabe que los vuelos de fin de semana son más caros que durante la semana, lo mismo saliendo por la mañana y volviendo por la tarde / noche. Hay que hacer un trabajo fino para conseguir la mejor tarifa posible. Y siempre busquen con el navegador en modo incógnito, así no «recuerda» las búsquedas y no les aumenta los valores.

Respecto a los alojamientos, muchos están ofreciendo la posibilidad de reservar con posibilidad de cambiar las fechas sin recargos, mientras sea en la misma temporada. Asimismo, hay muchos establecimientos que participan de los programas Ahora 3, 6 y 12, por lo cual acceden a cuotas sin interés, o a muy bajo interés.

Hoteles con Ahora 12

Por último, las actividades también se pueden reservar con tiempo, y hasta algunos operadores permiten reservar sin fecha. Por ejemplo, una excursión en Ushuaia la pagan ahora (también en cuotas) y la podrían usar hasta el 31/03.

Recomiendo contratar todos los servicios directamente a los proveedores: Vuelo a las aerolíneas, alquiler de autos a las rentadoras, hospedaje a los alojamientos, etc. Eviten intermediarios para evitar problemas si tienen que gestionar un cambio, una cancelación, un reintegro, etc.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes:

Mi último viaje

Las ganas que tengo de viajar son infinitas. Todos los días me levanto pensando «qué lindo sería despertarme en tal lugar». Lo llevo en la sangre. Por lo tanto, desde que comenzó la pandemia no he viajado, no me tomé vacaciones «vacaciones». Hice solo dos escapadas, una a Mar del Plata y otra a Tigre, que me sirvieron mucho para desconectarme, pero no calmaron el hambre de viajes.

Hace unos días me puse a recordar mi último viaje, y me sorprendió que ya hayan pasado catorce meses. Claro que viajar actualmente en este contexto no me agrada ni un poco, y no lo veo posible hasta fin de año, con suerte. Me encantaría, pero no me arriesgo. Creo que es mejor esperar un poco más a que se acomode un poco la situación para volver a viajar sintiéndose seguro.

Vayamos al tema del post. En octubre de 2019 hice un canje de millas AR plus, en realidad millas más pesos. Terminé emitiendo un vuelo Buenos Aires – Punta Cana – Buenos Aires con Aerolíneas Argentinas, directo, por 23 mil millas y 23 mil pesos, en nueve cuotas sin interés. Era un negociazo. Además, la fecha elegida era metiendo un feriado largo y fin de semana, por lo que gastaba una sola semana de vacaciones y me iba 11 días:

Moe le dice a Ned "qué trucazo, no?"
Qué trucazo, ¿no?

Tuve la maldita suerte de elegir la fecha para marzo de 2020, justo cuando se declararía al covid 19 como pandemia, y todo se empezaba a revolucionar -claro que en ese momento no se sabía. El regreso me lo adelantaron un día, ya con las cancelaciones y restricciones de circulación. Sin embargo, agradezco haber podido volver en ese momento. No tuve la desgracia de muchos de quedarse varados por semanas o meses.

Este viaje lo terminé realizando con mi amigo Nacho, aunque en vuelos separados porque él contrató por LATAM. La idea del viaje era conocer Santo Domingo y Punta Cana, en ese orden, porque eran pocos días y queríamos conocer sin apuros y descansar.

El Fuerte de San José, en Santo Domingo, República Dominicana
Fuerte de San José, Santo Domingo

Llegué al mediodía a Punta Cana, salí del aeropuerto, me tomé una combi hasta el centro de la ciudad, bajé en la terminal de ómnibus, y de ahí me tomé el «rápido» hasta Santo Domingo. Allí me esperaba mi amiga Ross, quien con toda la onda ofició de guía de turismo.

El relato detallado de este viaje quedará para un post futuro.

Buen feriado.


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes: