Cuidado con las estafas (y con mirar porno)

Mi rutina matutina incluye, entre tantas cosas, chequear los emails recibidos. Suelo recibir más de veinte correos al día, entre los cuales hay basura, promociones, bancos, tarjetas de crédito, suscripciones a blogs, y algún que otro email de personas. Además de comprobar la bandeja de entrada, suelo ver también la bandeja de spam, porque algunas veces un correo verdadero va a parar allí y debo rescatarlo.

La semana pasada estaba con mi rutina y vi que uno de los correos del spam tenía como título Pago desde su cuenta. Pensé que alguien me había hecho una transferencia y el comprobante había ido a parar allí. Entonces lo abrí y, para mi sorpresa, era una estafa.

El texto en cuestión comenzaba con «¡Saludos! Tengo malas noticias para usted». Y para colmo la dirección remitente era una mía, una que tengo registrada y no uso nunca. Ahí ya entendí de qué trataba la cosa. Seguía diciendo que hace algunos meses estuvo rastreando mi actividad en la web, que había instalado un troyano en los dispositivos y que ahora tiene acceso a todo lo que hago. Además, tiene acceso a todas mis redes sociales, los micrófonos y cámaras de todos los dispositivos.

Agárrense con esto: «Al recopilar información sobre usted, he descubierto que es un gran aficionado a las páginas web para adultos. Le encanta visitar páginas porno y ver vídeos excitantes mientras se da placer. Pues he conseguido grabar varios de sus sucios numeritos y he montado unos cuantos vídeos suyos masturbándose y llegando al orgasmo». XD

Obviamente, lo que siguió después de eso es una amenaza para que le pagara USD 750 para que esos supuestos videos no se distribuyan a todos mis contactos. ¿Y cómo se le podía pagar? Simple, me pasó su código de monedero bitcoin. Las cripto esto, las cripto aquello… Las criptomonedas sirven para estas cosas también.

Y con esto último casi me caigo de la silla: «Créame, no me interesa causarle más problemas. Si fuera esa mi intención, ¡habría empezado hace mucho tiempo! ¡Todo se hará de manera justa! Una cosa más… Procure que no le pillen en situaciones similares en el futuro. Mi consejo: ¡cambie todas sus contraseñas con frecuencia!». Qué persona más honesta, eh. Debo reconocer que de algo me sirvió, ya que me acordé que hace mucho tiempo no cambiaba las claves de todo, así que estuve un largo rato con esa tarea.

En fin, esta es una de las tantas estafas de las que existen online. Lo comparto para que estén atentos para no caer. Hay que cambiar las contraseñas constantemente, no dejarlas guardadas en computadoras ajenas y, en caso de existir todavía algún cyber, nunca abrir nada importante allí como la cuenta de email o el banco. Ahhh, me olvidaba, si ven porno tapen las cámaras con cinta. ¡Buen fin de semana!

Acá les dejo el texto completo del email:

¡Saludos! Tengo malas noticias para usted. Desde hace aproximadamente unos meses tengo acceso a los dispositivos que utiliza para navegar por Internet. Durante ese tiempo, he estado rastreando toda su actividad en la web. Esta es la secuencia de acontecimientos: Hace algún tiempo, compré el acceso a varias cuentas de correo electrónico a unos hackers (hoy en día es bastante fácil comprar esas cosas en Internet). De esa forma, pude acceder fácilmente a su cuenta de correo electrónico (XXXXXX@XXXXXXXXXX.com.ar). Una semana después, ya había instalado un troyano en los sistemas operativos de todos los dispositivos que utiliza para acceder a su correo electrónico. De hecho, no fue nada difícil (ya que usted pinchaba en los enlaces desde su bandeja de entrada). Tan sencillo como ingenioso. =) Este software me permite acceder a todos los controladores de sus dispositivos (por ejemplo, el micrófono, la cámara de vídeo y el teclado). He descargado toda su información, datos, fotos e historial de navegación web en mis servidores. Tengo acceso a todos tus messengers, redes sociales, correos electrónicos, historiales de chat y listas de contactos. Mi virus actualiza continuamente las firmas (está basado en controladores), y por lo tanto permanece invisible para el antivirus. Supongo que a estas alturas ya entenderá por qué he pasado desapercibido hasta este mensaje… Al recopilar información sobre usted, he descubierto que es un gran aficionado a las páginas web para adultos. Le encanta visitar páginas porno y ver vídeos excitantes mientras se da placer. Pues he conseguido grabar varios de sus sucios numeritos y he montado unos cuantos vídeos suyos masturbándose y llegando al orgasmo. Si no me cree, con solo unos clics puedo compartir todos los vídeos con sus amigos, colegas y familiares. Tampoco tengo ningún problema en hacerlos públicos. Supongo que no querrá que eso ocurra, teniendo en cuenta la naturaleza de los vídeos que le gusta ver, (sabe perfectamente a qué me refiero), ya que eso sería una auténtica catástrofe para usted. Lo solucionaremos de la siguiente forma: Me transfiere $750 USD (el equivalente en bitcoins según el tipo de cambio en el momento en que transfiera los fondos), y una vez recibida la transferencia, borraré todas sus cochinadas de inmediato. Después, nos olvidaremos el uno del otro. También me comprometo a desactivar y eliminar todo el software dañino de sus dispositivos. Confíe en mí, cumpliré mi palabra. Es un trato justo y el precio es bastante bajo, sobre todo teniendo en cuenta que ya hace tiempo que vigilo su perfil y su tráfico. En caso de que no sepa cómo comprar y transferir bitcoins, puede averiguarlo en cualquier motor de búsqueda moderno. Este es mi monedero de bitcoin: 1PXi2w22CbfdWKpYYybbqtrhsBeuUGZo9g Tiene menos de 48 horas desde que abrió este correo electrónico (exactamente 2 días). Cosas que debe evitar hacer: *No responda a este correo (he creado este correo electrónico dentro de su bandeja de entrada y he generado la dirección del remitente). *No intente contactar con la policía ni con otros servicios de seguridad. Además, no se le ocurra contárselo a sus amigos. Si lo descubro (como puede ver, realmente no es tan difícil teniendo en cuenta que controlo todos sus sistemas), haré su vídeo público inmediatamente. *No intente localizarme, sería inútil. Todas las transacciones de criptodivisas son anónimas. *No intente reinstalar el sistema operativo en sus dispositivos ni se deshaga de ellos. Tampoco tendría sentido, ya que todos los vídeos están guardados en servidores remotos. Cosas de las que no tiene que preocuparse: *Que yo no pueda recibir su transferencia de fondos. – No se preocupe, lo veré de inmediato una vez que complete la transferencia, ya que rastreo continuamente todas sus actividades (mi troyano tiene una función de control remoto, algo así como TeamViewer). *Que comparta sus vídeos aunque me haya hecho la transferencia de fondos. – Créame, no me interesa causarle más problemas. Si fuera esa mi intención, ¡habría empezado hace mucho tiempo! ¡Todo se hará de manera justa! Una cosa más… Procure que no le pillen en situaciones similares en el futuro. Mi consejo: ¡cambie todas sus contraseñas con frecuencia!


Recibí las publicaciones al instante suscribiéndote al blog:

Seguime en las redes: